María & Raúl son una pareja llena de ilusión y buenos deseos. Cuando nos conocimos enseguida saltó la química entre pareja y fotógrafo. Son de esas personas que en cuanto cruzas las tres primera palabras con ellos en una conversación sabes que va a molar mucho hacer su boda.

María es una chica sencilla y super detallista (lo que está preparando para la boda no tiene nombre), ademas, le encantan las bodas y esta disfrutando, nervios aparte, organizando la suya. Por su parte, Raúl es un tío muy guay que siempre esta de buen humor y eso mola mucho porque siempre tiene una broma preparada para que todos los que estamos al rededor nos lo pasemos pipa.
Para esta primera parte de la Preboda ellos querían una localización diferente y alternativa, eso me llevó a invitarles a salir de la ciudad y llevarlos a un sitio apartado y tranquilo pero con mucha personalidad y ademas haciendo referencia a lo que a María le gusta llamar “el viaje” que va a emprender con Raúl: el matrimonio.
Los caminos que se cruzan sin querer, las rutas entre Madrid y Talavera siempre con maletas de por medio, la ilusión y las ganas de compartir el resto de su vida juntos los llevan el próximo 7 de Octubre de 2017 a darse el “si, quiero”.
Mientras tanto y hasta que llegue el día decisivo, aquí queda reflejado el amor y la complicidad entre dos personas que se quieren….y se quieren mucho.